Parashá Vaishlaj – Fada desde Israel

0

Este Shabat, la parashá nos habla sobre la reconciliación de uno con uno mismo, para poder encontrarse con el otro, eso es lo que necesitamos en Argentina y en Israel, poder reconciliarnos los unos con los otros.

Luego de 21 años Iaakov se va a reencontrar con su hermano. En el camino de retorno a su

casa, luego de su larga y complicada estadía en lo de su suegro Lavan, le avisan que su hermano viene a su encuentro junto a 400 hombres.

‘Y temió Iaakov mucho y se angustió’ (Bereshit 32, 8), nos dice la Torá.

Si nos preguntamos por los motivos del miedo de Iaakov, la respuesta sería unánime y casi obvia. ¿Cómo no habrá de tener miedo viendo que Esav y sus hombres podían matarlo?

Es por esa razón que Iaakov pensó una estrategia para poder ir al encuentro con su hermano

VAISHLAJ, envío Iaakov mensajeros a su hermano Esav.
La noche anterior a la reconciliación, Iaakov se encuentra con un extraño que aparece y lucha con él durante la noche hasta el amanecer. Entonces, cuando Iaakov prevalece en la lucha, el extraño pide ser liberado. Iaakov no le deja partir antes de que le bendiga. La bendición, entonces, es su cambio de nombre; dejará de llamarse ya Iaakov para adquirir el nombre de Israel, quien luchó con D-s y con los hombres, y prevaleció.

En esta parashá podemos aprender sobre la importancia que tiene la reconciliación, para poder lograrla primero debemos pasar por  una lucha interior, entendiendo de esa forma, que no debemos  aferrarnos que somos nosotros lo que tenemos toda la razón en lo que pensamos sino que debemos también aprender a ceder y así poder concederle al otro la posibilidad del reencuentro y del perdón.

La Tora nos viene enseñar a estar dispuestos a escuchar, a  pensar que no siempre tenemos la razón, nos enseña a dialogar, e ir al encuentro con el otro sin miedo.

Iaakov después de esa noche, pudo ir al encuentro con su hermano, el cambio de nombre le permitió a él superarse, su lucha interior le abrió los ojos para poder hacer la paz con los otros.

Quiera D’s que en este Shabat, podamos entender el sentido de la palabra reconciliación, con uno mismo y con los demás.

Shabat Shalom
Adrián Fada
Seminarista

Leave A Reply